21 de enero de 2018
Máx. Min.
Granja 10 de febrero de 2017

BSE recibió 400 denuncias por daños debido a los fuertes vientos del pasado fin de semana

Desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), se sostiene que existe una tendencia creciente y sostenida en la adquisición de seguros por parte de los productores agropecuarios

Montevideo – TodoElCampo- El Banco de Seguros del Estado (BSE), recibió 400 denuncias por parte de productores agrícolas asegurados luego del destrozo que generó el ciclón extratropical los pasados domingo 5 y lunes 6 de febrero, manifestó a TodoElCampo Jorge Muzante, del Departamento Agronómico del BSE.

Señaló que la mayoría de los daños reportados se produjeron en las inmediaciones de la ruta N° 5, Montevideo y Canelones, aunque también hubo denuncias en otras regiones canarias, como Tala, y en el departamento de San José.

Los daños, principalmente, fueron en frutales de hoja caduca, más precisamente perales y manzanos, y en menor medida los durazneros.

Sin embargo, también se reportaron 70 casos de roturas en invernáculos, tanto de la estructura como de los cultivos.

INSPECCIONES

Según informó Muzante, hoy comienzan las visitas de los tasadores del banco y se extenderán al menos por un mes.

En ese marco, dado lo extenso del período, el integrante del BSE recomendó a los productores que, en la medida que realicen las tareas de salvamento de la fruta caída que aún tengan valor de mercado, dejen muestras. “Recomendamos que dejen cuatro árboles en las puntas de cada cuadro y un árbol en el medio, con las respectivas frutas que han caído en esos ejemplares”, dijo. En el caso de los invernáculos, “sacar fotos y reparar, no esperar al inspector”, acotó.

“No dejar de hacer las tareas porque ello sería aumentar las pérdidas, porque si bien hay productores que serán atendidos en los primeros días, otros, por el volumen del siniestro, van a demorar algunas semanas”, culminó.

MGAP NO RECIBIÓ DENUNCIAS

Enzo Benech, ministro interino de MGAP, manifestó que “el cambio climático es una realidad” que “nos pega fuerte”.

Respecto a ello, reflexionó que las personas que se dedican y viven del sector productivo están expuestas a que fenómenos como el ocurrido el fin de semana los dejen sin nada en un abrir y cerrar los ojos. Y, en una producción que es competitiva y con altos costos, se preguntó “cómo se hace para seguir” cuando el productor “se queda sin nada”.

Explicó que desde el MGAP y el BSE se promueve el uso de seguros para productores a través de políticas públicas con la finalidad de instalar una respuesta rápida en el territorio. A su vez, a través de políticas diferenciales, se hace énfasis en los productores más pequeños.

Desde la cartera de Agricultura se vislumbra una tendencia creciente y sostenida de penetración de los seguros en los productores, y el mejor ejemplo de ello es que “hoy hay 400 denuncias en BPS y nosotros no tenemos productores golpeando la puerta porque se les voló todo“.

Más allá de que los productores que aseguran su producción tienen acceso, entre otras cosas a planes de exportación y también a programas del Fondo de Fomento de la Granja, aún hay quienes no lo hacen. 

“Nosotros no obligamos a nadie”, sostuvo Benech, aunque se mostró convencido que el asegurar la producción “hace la diferencia entre que puedan continuar siendo productores y que dejen de serlo”.

POLÍTICAS DE GESTIÓN DE RIESGO CLIMÁTICAS

Para Adrián Tambler, subdirector de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (OPYPA), los fenómenos climáticos como el ocurrido el pasado fin de semana genera problemas a corto plazo, “porque reducen rápidamente los ingresos del productor”, y en el largo, “afectan ingresos futuros” o “hacen que no esté dispuesto (el productor) a seguir invirtiendo”, explicó.

Por ello, cree que es necesario mejorar la gestión de riesgo para permitir que los productores continúen con la inversión en sus predios en busca de una intensificación sostenible. No obstante, “el seguro no va a solucionar todos los problemas”, ya que también se necesita una mayor información, la cual intentará proporcionar el MGAP a través del Sistema Nacional de Información Agropecuaria (SNIA), y una buena “gestión” por parte del productor.

Apuntó que desde el MGAP y BSE se trabaja en el desarrollo de nuevos instrumentos. En el sector granjero se promueve, más allá de las propuestas existentes para la producción intensiva, el seguro de Índices, el cual se encuentra en modo piloto para excesos de precipitaciones. Asimismo están en estudio otros seguros de Índices por heladas en viticultura y citrus.

Por su parte, Mario Castro, presidente del Banco de Seguros del Estado, explicó que en los últimos años se han producido siniestros importantes y el banco los ha cubierto, “con respuesta, de alguna manera, rápida”.

Además, manifestó que desde el BSE están “muy contentos y satisfechos de poder acompañar esta política como aseguradora”. Sostuvo que redunda en un beneficio para todos; al ministerio como diseñador de la política, a los productores en cuanto a la certeza de las coberturas y las indemnizaciones, y al banco le permite mejorar su posicionamiento como aseguradora y brindar un respaldo importante a la producción nacional.

ALGUNOS DATOS

Según datos de OPYPA en 2016, en la horticultura a campo se pasó de una penetración de los seguros del 6 % al 30 %. En invernáculos está cercana al 40 %, mientras que en citrus se mantiene en 9 %. En fruticultura de hoja caduca, tuvo un cambio radical al pasar del 12 % a 75 %. En el global, el sector aumentó al 43 %.

Actualmente existen unas 5 mil pólizas de seguro, lo que no representa necesariamente a esa cantidad de productores.

Es preciso recordar que las 400 denuncias corresponden a productores asegurados.

Producción y redacción: Damián Musso Sosa

Foto: MGAP

Compartir en: