19 de enero de 2018
Máx. Min.
Política 08 de julio de 2016

CAF teme que el Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad se convierta en generador de burocracia

El Senado está estudiando el proyecto de ley sobre el Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad y la delegación de CAF estuvo integrada por Enrique Malcuori, Juan Carlos Canessa y el gerente Luis Frachia.

Montevideo/TodoElCampo – El Parlamento Nacional está discutiendo el proyecto de ley sobre el Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad, lo que motivó que una delegación de CAF asistiera a la Comisión de Hacienda del Senado con el fin de dar su opinión. El sistema tiene como finalidad promover el desarrollo económico productivo e innovador con sustentabilidad, equidad social, equilibrio ambiental y territorial. El mayor reparo de CAF es que no se convierta en generador de burocracia.

La Comisión de Hacienda está estudiando el proyecto de ley sobre el Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad y la delegación de CAF estuvo integrada por Enrique Malcuori, Juan Carlos Canessa y el gerente Luis Frachia.

También estaban presentes delegados de Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) y la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

Al finalizar el encuentro Frachia dijo que CAF coincide con los objetivos del proyecto en estudio.

“Coincidimos en los objetivos mediante la articulación y eficiencia en el uso de los recursos públicos, específicamente vinculados al sistema productivo en pos de darle más competitividad a las empresas”, dijo.

No obstante ello la delegación de CAF hizo saber a los senadores que “la interrogante que tenemos es que ésta no sea una herramienta que genere más burocracia y esperamos realmente cumpla estos objetivos, visto como proceso en el cual hay que fijar antes indicadores claros de medición de desempeño para visualizar el logro de los resultados esperados”, agregó Frachia.

“No vemos claro el rol del sector privado especialmente cooperativo en este sistema y así lo manifestamos, vemos una clara oportunidad de ejercer la gobernanza en este tipo de herramienta en la que tenemos que estar”, expresó el gerente de CAF.

EL MGAP Y OTROS MINISTERIOR INTEGRARÁN EL SISTEMA.

Fue en marzo que el gobierno anunció la existencia de un proyecto de ley por el cual el gobierno constituirá el Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad. En ese oportunidad Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), dijo que “el futuro Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad brindará mayor eficiencia, eficacia y transparencia en la gestión de diferentes entidades estatales” y que constituirá un cambio fundamental y un avance sustantivo en la institucionalidad pública de apoyo al desarrollo productivo del país.

“El sistema tiene como finalidad promover el desarrollo económico productivo e innovador con sustentabilidad, equidad social, equilibrio ambiental y territorial a través de una mirada con carácter sistémica”, dijo García.

Integrarán el sistema los ministros de Ganadería, Agricultura y Pesca; Relaciones Exteriores; Economía y Finanzas; Educación y Cultura; Industria, Energía y Minería; Trabajo y Seguridad Social; Turismo y Deporte; Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente; y la propia OPP.

También contará con representantes de Consejos Consultivos; Agencia Nacional de Desarrollo; Agencia Nacional de Investigación e Innovación; Instituto de Promoción de la Inversión, las Exportaciones de Bienes y Servicios e Imagen País; Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional, Instituto Nacional de Cooperativismo, Corporación Nacional para el Desarrollo, Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático, Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria y el Laboratorio Tecnológico del Uruguay.

Los cometidos serán el de proponer al Poder Ejecutivo estrategias orientadas a la transformación productiva y mejora de la competitividad, diseñar e implementar programas con alcance nacional, así como promover la coordinación institucional, evaluar las acciones ejecutadas e implementar mecanismos efectivo de consulta y articulación con trabajadores, empresarios, instituciones educativas y entidades representativas.

Compartir en: