20 de enero de 2018
Máx. Min.
Economía 22 de marzo de 2017

Chile suspende compra de carnes a Brasil y recibe amenaza comercial brasileña

Luego de conocido los actos de corrupción que vinculan varios frigoríficos y fiscales sanitarios brasileños, Chile y México se sumaron al cierre de las importaciones provenientes de ese país.

Santiago, Chile – TodoElCampo – El escandaloso caso de la carne adulterada en Brasil, hecho que incluye a varios frigoríficos incuso dos de reconocida importancia internacional, tuvo un giro particular en el relacionamiento comercial entre Chile y Brasil. Chile decidió suspender temporalmente la compra de carne brasileña a lo que el ministro de Agricultura del país norteño respondió de forma airada señalando que el comercio se hace a “codazos” y que está dispuesto a endurecer su reacción con Chile para “proteger el mercado brasileño”. Brasil es el principal socio comercial de Chile en la región y sus autoridades respondieron que no actuarán “en función de amenazas”.

Luego de conocido los actos de corrupción que vinculan varios frigoríficos y fiscales sanitarios brasileños, Chile se sumó al cierre de las importaciones provenientes de ese país.

Conocida la información de corrupción que involucra a la industria de la carne brasileña el  ministro de Agricultura chileno Carlos Furche (foto) dijo que lo primero es conocer si hay frigoríficos autorizados en Brasil que estén en condiciones de exportar carne vacuna al país trasandino y anunció el cierre del mercado de carne con el país en cuestión. Agregó que la medida es temporal y sólo se extenderá hasta conocer los detalles y poder tomar otras medidas.

“Estamos analizando la situación respecto de la investigación que se desarrolla en Brasil, por parte de la Fiscalía, por algunos delitos cometidos por algunos frigoríficos brasileños en el tratamiento de las carnes” destinadas al consumo local como de exportaciones” explicó Furche a la prensa.

Poco menos del 50 % de la carne que consumen los chilenos es importada, de la cual cerca del 30 % proviene desde Brasil, país que posee 52 frigoríficos autorizados a exportar a Chile.

LA REACCIÓN DE BRASIL.

La medida anunciada por Chile no cayó bien en Brasil. Luego del anuncio de suspensión temporal de las importaciones el ministro de Agricultura de Brasil Baliro Maggi dijo que tranquilamente pude reaccionar “más fuerte”.

“El comercio está hecho de codazos. Si tengo que tener una reacción más fuerte con Chile para proteger el mercado brasileño lo haré con total tranquilidad”, dijo Maggi.

CHILE NO SE DEJARÁ INTIMIDAR.

Analistas económicos chilenos dijeron que los vínculos comerciales con Brasil se regulan en su condición de país asociado al Mercosur por lo que bloquear el intercambio de productos requerirá que se den argumentos técnicos. Lo contrario sería una arbitrariedad que puede ser denunciada ante los organismos internacionales que rigen el comercio.

Por otra parte el ministro Furche respondió a su par brasileño señalando que su país no actuará baja amenazas. “Nosotros no vamos a actuar en función de amenazas, nosotros vamos a actuar en función de la información objetiva que recibamos”, dijo.

Expresó no poseer información oficial sobre los frigoríficos cuestionados, pero aseguró que uno de las empresas que ha trascendido como vinculada a los actos de corrupción ha colocado carne de ave en Chile.

EL COMERCIO CHILE-BRASIL.

En 2016 Chile exportó a Brasil por U$S 2.964 millones en productos derivados de cobre, salmones, vinos, etc., lo que hace que en la región el país norteño sea su principal socio comercial. Brasil también es el primer destino de inversión extranjera de empresas chilenas.

Las importaciones chilenas ascendieron durante 2016 ascendieron a U$S 4.459 millones por aceites de petróleo, carne de vacuno deshuesada y vehículos automáticos.

MÉXICO TAMBIÉN SUSPENDE COMPRAS.

Desde México se reportó que también suspenderá las importaciones provenientes de Brasil. Las autoridades aclararon que México no compra carne vacuna ni porcina pero sí productos avícolas (carne refrigerada, congelada y deshidratada de pollo y pavo, huevo fértil, aves canoras, de ornato y rapaces).

“Ante la condición de incertidumbre que de momento presenta ese mercado, el Senasica decidió restringir de manera precautoria la introducción de estos productos al país, hasta que la autoridad sanitaria brasileña ofrezca evidencias científicas y garantías suficientes de sanidad, calidad e inocuidad de sus cárnicos”, detallaron.

“Una vez que se cuente con la información requerida, los técnicos mexicanos valorarán si existe el riesgo para los consumidores nacionales”, agregaron.

Compartir en: