17 de enero de 2018
Máx. Min.
Política 12 de mayo de 2016

Diputados oficialistas no aprueban incremento de penas del proyecto del Ejecutivo sobre el abigeato

Se abre una nueva brecha en la interna oficialista porque no sólo se afecta un proyecto nacido en el seno del gobierno sino que, además, contaba con el apoyo de todos los diputados que integran la Comisión de Ganadería.

Hébert Dell’Onte Larrosa-Montevideo/TodoElCampo – El proyecto de ley del Poder Ejecutivo que modificaba el Código Rural fue votado en la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración de diputados con modificaciones y no se aprobó el artículo primero que incrementaba las penas a quienes cometieran ese delito. De esa forma se abre una nueva brecha en la interna oficialista porque no sólo se afecta un proyecto nacido en el seno del gobierno sino que, además, contaba con el apoyo y la defensa explícita y activa de todos los diputados que integran la Comisión de Ganadería entre ellos el diputado Alfredo Fratti (MPP).

Esta semana este portal publicó palabras del subsecretario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Enzo Benech expresando de forma clara que el productor rural “es la base de nuestra economía” y que lamentablemente hay políticos que “no entienden” que Uruguay necesita un agro “sólido”. Hay muchos ejemplos y argumentos que sustentan las afirmaciones del jerarca, pero el debate que se ha desarrollado en torno al abigeato es la última y más clara muestra de esa realidad.

En setiembre del año pasado el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, anunció que el Poder Ejecutivo enviaría un proyecto de ley que apunta a frenar el delito del abigeato, el cual causa verdaderos estragos en la producción ganadera. Las palabras del jerarca fueron muy bien recibidas por todo el sector. Semanas más tarde la Comisión de Ganadería de Diputados recibió el proyecto con la firma del ministros Aguerre y del Interior Eduardo Bonomi, de esa forma la iniciativa tomaba un nuevo impulso.

El proyecto de sólo dos artículos actualizaba la normativa existente modificando los artículos 258 y 259 de Código Rural que ya no atienden la problemática y son ineficaces a la hora de enfrentarla. La redacción del proyecto del Ejecutivo era mucho más realista para los tiempos que corren caracterizados por un incremento de la inseguridad en todos los órdenes de la sociedad, incluso a nivel rural: se eliminaba la facultad del juez para aplicar penas sustitutivas a la prisión, se creaba la figura del reducidor y se aumentaba las penas.

Todos los miembros integrantes de la Comisión de Ganadería se mostraron partidarios del proyecto y realizaron esfuerzos para que se aprobara y pasar así el debate al Plenario para su aprobación.

Pero por razones de competencia el proyecto fue derivado a la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración, por lo que la discusión escapó de los diputados que atienden, estudian y conocen la problemática del sector rural y para decirlo claro cayó en legisladores que no conocen o no se interesan por la situación que sufren los productores ganaderos. Y esto es así porque en la realidad de los hechos se preocupan por otras temáticas, sin dudas muy importantes, pero ajenas a las circunstancias del campo.

“NO NOS VAN A DAR BOLILLA”

Hace dos meses el diputado Alejo Umpierrez lo explicó muy bien cuando expresó que hay temas, y el abigeato es uno de ellos,  que son muy importantes para la Comisión de Ganadería pero que no lo son para otras comisiones, y advirtió que se le dará “bolilla” al proyecto.

Refiriéndose al abigeato Umpierrez dijo que aquello que “para nosotros (los miembros de la Comisión de Ganadería) es prioridad, es inexistente para la Comisión de Constitución”.

“Yo estoy yendo de oficio a la Comisión de Constitución porque me gusta (…) y sé que están armando una lista de prioridades en la que, obviamente, el abigeato no figura ni por la tapa”. Agregó enseguida: “tendríamos que hacerles sentir de alguna manera cuáles son las prioridades” de la Comisión de Ganadería.

“Hay muchas necesidades legislativas que tienen que canalizarse a través de la Comisión de Constitución, que obviamente son de naturaleza y materia rural, pero que tienen que pasar por esa Comisión. Y si no le metemos el peso, no nos van a dar bolilla”, dijo Alejo Umpierrez hace dos meses.

LEGISLADORES OFICIALISTAS RECHAZARON PROYECTO DEL EJECUTIVO.

Lo anunciado se cumplió y el artículo fue votado a medias por los diputados oficialistas que no acompañaron el agravamiento de las penas.

El proyecto de Aguerre y Bonomi modificaba el artículo 258 del Código Rural y castigaba con “doce meses de prisión a ocho años de penitenciaría, el que con intención de matar, diere muerte, faenare o se apodere con sustracción de ganado” u otro animal, y “al que marcare o señalare, borrare, modificare o destruyere dispositivos de identificación individual oficial, o las marcas y señales de animales o cueros ajenos, para aprovecharse de ellos”.

“Con igual pena será castigado quien recibiere, ocultare, comercializare o de cualquier forma dispusiere de los productos obtenidos de la comisión de un delito de abigeato en cualquiera de sus formas”.

De acuerdo a lo votado no se realizarán esas modificaciones y se mantendrá la redacción vigente que condenar el abigeato con seis meses de prisión a seis años de penitenciaría.

En cuanto a la modificación del artículo 259 del Código Rural, el proyecto de Aguerre y Bonomi incrementaba las penas en los agravantes con penas de dos a diez años, pero los diputados del Frente Amplio de la Comisión de Constitución y Códigos lo rechazó y se aprobó que de dos a 8 años.

Se aprobó sí que los dos primeros años son inexcarcelables y de tratarse de una organización que se dedica al abigeato se decomisan los vehículos utilizados en al cometer el delito.

El diputado Pablo González (lista 711, Frente Amplio), explicó al diario El País que de aumentarse las penas como se pretendía en el proyecto, las vacas, ovejas o caballos serían "los bienes muebles más protegidos" dentro del sistema, generando así "una distorsión" con el resto.

Reconoció que “la situación de la gente del campo es complicada, perder animales para muchos es perder el año de trabajo, pero en el marco jurídico vigente era una desproporción, no lo podemos habilitar porque genera una contradicción con todo lo que estamos haciendo en el resto", dijo González.

AGUERRE Y BONOMI DE ACUERDO CON NO INCREMENTAR LAS PENAS.

Por otra parte trascendió que antes de decidir las modificaciones al proyecto los diputados del FA preguntaron a los ministros Aguerre y Bonomi, y los dos manifestaron su acuerdo con no incrementar las penas.

“DIFÍCIL EXPLICAR”.

El diputado Rodrigo Goñi (Partido Nacional) dijo que se estaba ante una situación “difícil de explicar” porque al agravamiento de penas que se estaba buscando “le ponen una cantidad de condiciones y requerimientos que hacen imposible que el juez pueda aplicarlos”.

“Todo lo que se trabajó y las expectativas que se creó con un proyecto de ley aprobado para combatir el abigeato, hoy el Frente Amplio lo votó en contra”, expresó Goñi a una emisora capitalina.

Ahora el abigeato continuará siendo “un flagelo que genera cada vez más daño” a la economía y el estatus sanitario del país, además de “afectar a la familia rural”, indicó el legislador.

OPE PASQUET: “EMPLEAR SERVICIAS”

Por otra parte el diputado Ope Pasquet (Partido Colorado) celebró la inclusión del empleo de servicias en los agravantes.

“Propuse y fue aceptada por todos” los miembros de la Comisión “una nueva agravante especial: emplear sevicias”, esto es la “crueldad excesiva”, explicó, “contra los animales”.

La propuesta de Pasquet se debe a que “hay quienes les cortan pedazos (a los animales) estando vivos y los dejan desangrándose en el campo”. Eso es una “barbaridad que debe ser castigada”, subrayó.

El proyecto se tratará el miércoles próximo -espero- en el plenario de la Cámara, expresó Pasquet.

(Foto de Cabaña La Lucha).

Compartir en: