20 de enero de 2018
Máx. Min.
Economía 03 de abril de 2017

Dólar, petróleo y granos registraron pérdidas en marzo

Marzo fue un mes negativo para el valor de dólar en las pizarras del BROU.

Montevideo – TodoElCampo – Marzo fue un mes negativo para el valor de dólar en las pizarras del BROU. También el valor del barril Brent y en los precios internacionales de los granos en Chicago. Se destacó la caída de la soja que superó los U$S 30.

Este mes el dólar cerró a $ 28,97 a la venta, el petróleo Brent a U$S 52,74 el barril y los granos en Chicago lo hicieron a U$S 347,60 la soja, U$S 143,40 el maíz y U$S 156,72 el trigo.

Durante marzo el dólar cayó de $ 0,11 a la compra y $ 0,13 a la venta.

La evolución del dólar durante el tercer mes del año fue negativo pasando de $ 28,00 a la compra y 29,10 a la venta (el 1° de marzo) a $ 28,11 a la compra y $ 28,97 a la venta (el 31).

A lo largo de mes la moneda norteamericana no llegó nunca a los $ 30.

El mayor valor lo alcanzó el miércoles 29 cuando cotizó a $ 28,25 a la compra y $ 28,35 a la venta. (Todos los valores corresponden a la pizarra de BROU).

PETRÓLEO.

La evolución mensual del petróleo Brent implicó una baja de U$S 3,54 al saltar de los U$S 56,28 en que se ubicó el 1° de marzo a U$S 52,74 del viernes 31.

El mayor valor fue el del 1° de marzo con U$S 56,28 el barril, en tanto el menor fue registrado el jueves 23 a U$S 50,51 el barril.

LOS GRANOS EN CHICAGO.

La soja, el maíz y el trigo tuvieron variaciones negativas, la más pronunciada fue la soja que en marzo cayó U$S 35.

SOJA. La soja comenzó el mes en Chicago a U$S 382,60 la tonelada y cerró a U$S 347,60.  Diferencia: U$S 35.

MAÍZ. El maíz abrió marzo a U$S 147,93 y cerro a U$S 143,40 la tonelada. Diferencia: U$S 4,53.

TRIGO. El miércoles 1° el trigo se ubicó en U$S 160,02 la tonelada, y cerró marzo a U$S 15,72. Diferencia: U$S 3,3.

ECONOMISTA ODDONE: MEJORAN LAS PERSPECTIVAS.

A mediados de marzo CPA Ferrere realizó su primera reunión anual del Servicio de Análisis y Pronósticos Económicos en la cual los economistas Alfonso Capurro y Gabriel Oddone disertaron sobre el contexto y las perspectivas económicas para los próximos dos años.

Sobre el escenario internacional Oddone destacó que hay una mejora de las perspectivas para la economía global que podría suponer el fin del ciclo bajista que ha caracterizado el desempeño mundial durante los últimos años.

El foco estuvo particularmente puesto en la situación de la economía norteamericana y su impacto sobre el proceso de normalización monetaria por parte de la Reserva Federal. En ese sentido el economista señaló que la normalización monetaria será más rápida durante 2017, acelerando la transición financiera internacional hacia un mundo de tasas de interés más altas y dólar tendencialmente más fuerte.

BRASIL. En el plano regional el analista se refirió a Brasil y Argentina. Consideró que si bien Brasil tuvo un mal 2016 que confirma que la crisis actual es de las más severas de su historia, el país norteño dejaría de caer este año.

No obstante ello la incertidumbre y los riesgos continúan siendo muy elevados, pero a pesar de la corrección que está en curso, la fragilidad fiscal persiste y continúa siendo uno de los principales desafíos para lograr reencauzar el crecimiento en el corto plazo.

ARGENTINA. En el caso de Argentina, los últimos datos sugieren que los brotes verdes comienzan a aparecer y que la economía tendría un importante rebote durante 2017, creciendo en torno al 3 %.

En el frente fiscal, las elecciones y la entrada de capitales dan margen para postergar el ajuste en un contexto donde la política monetaria mantendría el sesgo contractivo para continuar avanzando en el frente inflacionario. Como consecuencia de lo anterior, Argentina seguirá “cara” y los riesgos de una depreciación real se diluyen.

MEJOR ESCENARIO EXTERNO.

Los economistas señalaron entonces que el escenario externo relevante para Uruguay luce mejor aunque persisten algunas amenazas que podrían conspirar contra las perspectivas.

Esas amenazas son el precio del petróleo, el proteccionismo y el replanteo de la agenda comercial y los factores asociados a la transición financiera internacional que pondrán mayor presión sobre los países emergentes.

Compartir en: