19 de enero de 2018
Máx. Min.
Política 21 de enero de 2017

Donald Trump: "Todo empieza hoy"

La ceremonia de asunción de Trump incluyó un juramento de 35 palabras ante la Biblia usada por Abraham Lincoln, en un acto en el que se mezcla lo mejor de la historia del país y la religión.

Hébert Dell’Onte Larrosa-Montevideo-TodoElCampo – Ayer a las 07,30 horas de Washington Donald Trump escribió en su cuenta de Twitter: “¡Todo empieza hoy!” Así comenzó el día en que el candidato más polémico en los últimos años (o de la historia) de Estados Unidos asumió como presidente de la mayor potencia económica, política, diplomática y militar del mundo.

La ceremonia de asunción se dio en un marco de protestas y manifestaciones opositoras que la policía debió disolver, pero una cosa es clara: el magnate llegó a la Casa Blanca ajustándose a las normas democráticas del país y eso es suficiente para establecer su legitimidad.

Claro que no es la legitimidad lo que se cuestiona sino lo que representa y lo que ha prometido que hará como presidente, pero más allá de todo lo que pueda decirse lo cierto es que Donald Trump llegó con los votos necesarios, elegido por los ciudadanos de su país en elecciones libres y con todas las garantías, y diciendo con crudeza y sinceridad lo que piensa sobre los distintos temas que preocupan a la sociedad estadounidense. Y eso que dijo y prometió puede gustar o no al mundo, pero le gustó a los millones que lo votaron y llevaron a la Presidencia de Estados Unidos.

“Todo empieza hoy” escribió ayer Trump en su cuenta de Twitter, y sí, todo lo previo ha sido un largo y difícil camino para llegar a donde está ahora, al frente de su país a cuyos ciudadanos prometió devolverles el poder y anuncio que su gestión pondrá a la gente y al país por encima de todo beneficiándolos ante las vicisitudes de la economía global.

“Estados Unidos primero”, dijo al jurar como cuadragésimo quinto presidente, una afirmación que de alguna manera se retrotrae a su poderoso slogan de campaña: “Hacer grande a Estados Unidos de nuevo”.

La ceremonia incluyó un juramento de 35 palabras ante la Biblia usada por Abraham Lincoln, en un acto en el que se mezcla lo mejor de la historia del país y la religión.

Hecho el juramento y acompañado por su esposa Melania, Trump pronunció un discurso de 20 minutos aproximadamente. “Este momento les pertenece a ustedes”, dijo dirigiéndose a los ciudadanos y ante la mirada atenta del presidente saliente Barak Obama afirmó: “Estamos transfiriendo el poder desde Washington D.C y devolviéndoselo a ustedes”, y recordó algunas de sus promesas electorales sobre las fronteras y seguridad.

LA INCÓGNITA.

De qué forma conducirá Trump a Estados Unidos es la mayor incógnita de estos tiempos. Algunos afirman que una cosa fue la campaña en que adoptó posiciones para ganar, pero que luego de alcanzar su objetivo moderará sus posturas y tratará al mundo de mejor manera, sin embargo eso parece más una expresión de deseo que una posibilidad real porque al momento no ha habido señales de que el Trump presidente será otro al Trump candidato. Además una actitud así no sería correcta para quienes lo votaron con convicción.

La verdad es que no hay nada que lleve a pensar que el Trump presidente será un líder y dirigente políticamente correcto, pero también es cierto que por muy grande y fuerte que sea Estados Unidos necesitará del mundo, ningún país puede ser una isla y progresar al mismo tiempo. A las islas contemporáneas como Corea del Norte no les va bien.

Habrá que esperar y ver cómo sigue esta nueva etapa que comenzó ayer y que tiene un largo trecho por delante.

(Foto de Efe).

Compartir en: