21 de enero de 2018
Máx. Min.
Granja 23 de marzo de 2017

El clima afecta las abejas y colmenas

Mientras en Mendoza (Argentina) se declaró emergencia apícola ante las pérdidas sufridas por el sector, en Extremadura (España) se disparó la alarma por la mortalidad de las colmenas. En ambas situaciones la causa principal sería el cambio climático.

Montevideo – TodoElCampo – Las abejas son altamente vulnerables a los cambios climáticos y recientemente tanto en América del Sur como en Europa, por nombrar dos extremos geográficos, se han registrado situaciones altamente preocupantes por la pérdida de ejemplares y la afectación que eso significa en la producción apícola, los cultivos, y los vegetales en general.

Según el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) “la polinización por insectos tiene un gran beneficio económico para los seres humanos aumentando significativamente la producción y calidad de los cultivos, calculando que dicho servicio brindado solo por las abejas supera a los 150 billones de euros en la agricultura mundial”.

Esta semana el gobierno de Mendoza (provincia argentina limítrofe con Chile) declaró emergencia apícola ante las pérdidas sufridas por el sector y denunciadas por el Consejo de Apicultores; y en Extremadura (amplia zona española compuesta por las provincias de Cáceres y Badajoz, limítrofe con Portugal) se disparó la alarma por la mortalidad del 25 % de las colmenas. En ambas situaciones la causa principal sería el cambio climático.

MENDOZA (ARGENTINA) DECLARA EMERGENCIA APÍCOLA.

Por las contingencias del clima el gobierno de la provincia de Mendoza decretó la emergencia apícola debido a la afectación de las principales zonas productoras de miel que han sufrido pérdidas de entre 70 % y 80 %, según el Consejo de Apicultores.

Autoridades mendocinas señalaron que la emergencia se extenderá desde el 1°de enero pasado hasta el 31 de diciembre de 2018.

El gobierno de la provincia emitió un comunicado señalando que “las numerosas contingencias climáticas que afectaron las floraciones de plantas nativas de las principales zonas polinectaríferas de la provincia son el principal inconveniente con el que se enfrentan los productores apícolas durante esta temporada”.

“La situación se desencadena debido a que el ingreso de néctar a las colmenas ha disminuido notablemente, lo que da como resultado una muy pobre cosecha de miel”, agrega el texto.

ALARMA POR MORTANDAD EN COLMENAS DE EXTREMADURA (ESPAÑA).

En España el sector apícola se encuentra en alarma apícola por la mortalidad del 25 % de las colmenas de Extremadura. Los apicultores extremeños reúnen unas 600.000 colmenas, lo que marca la magnitud e importancia de la actividad en esa región española.

Aún no se han determinado fehacientemente las causas de la mortandad, pero se cree que en los cambios meteorológicos está el problema, además del uso de insecticidas y el ácaro de la varroa.

Los apicultores advirtieron que cuanto más esfuerzo se realiza en recuperar las colmenas, más tiempo se resta a labores de modernización de instalaciones o a las de producción de miel y polen.

El responsable del sector Apícola de Asaja Extremadura, Paulino Marcos, dijo que “el aumento de la mortalidad de las colmenas es un mal que sufre el sector desde hace al menos ocho años, pues su incidencia ha pasado del 10 por ciento de décadas anteriores al 20-35 por ciento de los últimos ejercicios”.

URUGUAY.

Varios países del mundo han registrado casos de muertes de abejas a causa de diferentes factores, que se relacionan a gérmenes, el clima o el uso de químicos.

(Con datos de Telam, Efe, Agroinformación e información propia).

Compartir en: