17 de enero de 2018
Máx. Min.
Tecnología 14 de enero de 2017

Filtro de aire hecho con soja para fabricar purificadores más eficaces

La contaminación y la mala calidad del aire es uno de los problemas que nos encontramos más frecuentemente en las ciudades de todo el mundo, especialmente debido a los gases de los tubos de escape de los coches y de las industrias. La soja arrima una solución.

España-Sandra Arteaga*-Computerhoy-TodoElCampo – Un conjunto de científicos de la Universidad Estatal de Washington en Estados Unidos, en colaboración con la Universidad de Ciencia y Tecnología de Beijing en China, ha desarrollado un filtro de aire a base de soja que tiene la capacidad de capturar más productos químicos tóxicos que los modelos disponibles en el mercado en la actualidad.

La contaminación y la mala calidad del aire es uno de los problemas que nos encontramos más frecuentemente en las ciudades de todo el mundo, especialmente debido a los gases de los tubos de escape de los coches y de las industrias. Respirar aire impuro tiene efectos muy nocivos para la salud y provoca asma, enfermedades cardiacas e incluso cáncer de pulmón.

Por este motivo, es muy importante el uso de purificadores para eliminar las partículas peligrosas del aire que respiramos. Sin embargo, de acuerdo con los investigadores, en la mayoría de los casos estas soluciones no pueden atrapar algunas sustancias nocivas como el monóxido de carbono y el formaldehído, unos compuestos químicos que se les escapan a la mayoría de estos productos.

Esto es debido a que, por lo general, los purificadores de aire están hechos de fibras de tamaño micrométrico de plásticos sintéticos y filtran las partículas pequeñas, pero no son capaces de capturar las moléculas gaseosas. Además, se fabrican con materiales como el vidrio y productos derivados del petróleo, lo que conduce a que su producción genere contaminación secundaria.

El nuevo filtro, en cambio, sí tiene la capacidad de atrapar estas partículas dañinas. Para producirlo, los científicos han utilizado proteína de soja pura junto con celulosa bacteriana, lo que da como resultado un dispositivo de bajo costo y completamente biodegradable.

La soja contiene un gran número de grupos químicos funcionales, que incluye 18 tipos de aminoácidos, cada uno de ellos con potencial para capturar la contaminación que pasa a nivel molecular. En las pruebas, el filtro fue capaz de eliminar casi la totalidad de las partículas pequeñas, así como los contaminantes químicos.

(Foto de Computerhoy).

(*) Sandra Arteaga puede seguirse en la cuenta de Twitter @euridice19

Compartir en: