17 de enero de 2018
Máx. Min.
Tecnología 26 de enero de 2017

INIA divulgó una App que alerta sobre la presencia de Roya Asiática en soja

El hongo, de rápida diseminación y compleja detección a simple vista, tuvo su primera aparición en el país en 2004, tras ingresar por Brasil. En estado avanzado sus daños son irreparables

Montevideo – TodoElCampo- El Sistema de Alerta a Roya Asiática de la Soja (SARAS), es una herramienta web desarrollada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), que “trata de mantener al productor y al técnico asesor informados de cómo viene el  avance de ésta enfermedad”, indicó a TodoElCampo la investigadora bióloga especializada en enfermedades de INIA, Silvina Stewart.

La Roya Asiática es un hongo que se disemina con facilidad por el aire y recorre grandes distancias. Su primera aparición en Uruguay data del 2004 y su ingreso es a través del estado de Río Grande do Sul (Brasil).

Según argumentó Steward, los síntomas y signos de la misma son prácticamente imperceptibles al ojo humano en una recorrida de campo, ya que se tratan de pequeñas manchas que “se encuentra en la parte inferior de cultivo y se confunde con otras enfermedades”, dijo. En ese marco, la especialista subrayó que “las medidas de control pasan por un diagnóstico temprano”.

También explicó que el ingreso temprano de la enfermedad al país, llámese enero, “tiene la potencialidad de afectar el cultivo”; mientras que si su aparición es tardía, por ejemplo marzo, “no hay de qué preocuparse”.

En la actualidad, la Roya Asiática se encuentra muy próxima en la frontera con Brasil y se reportó un foco en Rivera.

FUNCIONAMIENTO

SARAS colabora en el conocimiento del avance de la enfermedad dentro del país, muestra el riesgo de infección del predio a través de un pronóstico climático y proporciona recomendaciones de técnicos de INIA para el control de la enfermedad.

La herramienta, a la cual se ingresa por la web de INIA (www.inia.uy/ modelos INIA/ SARAS), está disponible para cualquier dispositivo que se conecte a la web y permite el uso de todos los exploradores.

Al ingresar a la aplicación el productor se enfrenta a una pantalla con información general de la enfermedad, mientras que en otras secciones disponibles puede observar, por ejemplo, un mapa interactivo que muestra los diferentes focos de Roya, recientes o antiguos, tanto en el país como próximos en la frontera.

El reporte de focos es efectuado por laboratorios, públicos y privados, que reciben las muestras de los productores y colaboran con el sistema. Asimismo, SARAS permite la visualización de un listado de estos laboratorios referentes.

Diariamente llegan a SARAS datos del Sistema de Pronóstico Global que, mediante un modelo empírico que utiliza las variables meteorológicas, calcula el riesgo de infección para cada departamento del país.

REGISTRO DE LOS PRODUCTORES

El sitio ofrece dos opciones de uso: sin y con registro. La primera alternativa ofrece la realización de un seguimiento de la enfermedad con acceso periódico, tanto a los mapas de riesgo como de dispersión.

Una segunda opción es el registro como usuario, el cual se realiza en el mismo link. En ese caso, el productor recibirá información adicional procesada; donde se destaca el envío de un correo electrónico en el caso que su chacra se encuentre a menos de 100 kilómetros de un foco de enfermedad. De esa forma, los productores pueden saber cuándo comenzar a intensificar los muestreos y estar atentos a la evolución de la enfermedad.

No obstante, la aplicación está preparada para adaptar el caudal de información o recomendaciones en función de las características de la zafra.

TODO A SU DEBIDO TIEMPO

Aunque el productor reciba la alerta de la existencia de la enfermedad a menos de 100 kilómetros de su chacra, su accionar no puede pasar del aumento del monitoreo y análisis de la enfermedad en laboratorios. “Aún no es momento de tomar la decisión de aplicar”, ya que la enfermedad “necesita de condiciones ambientales favorables para el desarrollo”, aseguró el asistente de Investigación Senior en INIA, Marcelo Rodríguez.

“Solo es recomendable aplicar cuando la condición climática sea tan favorable en su departamento”, agregó, y explicó que ello sucede cuando el mapa de su localidad aparece coloreado de rojo y se pueda constatar la presencia a través de análisis de hojas. 

CALIDAD CIENTÍFICA Y PROXIMIDAD AL PRODUCTOR

Para el presidente de INIA, Álvaro Roel, esto es una muestra de “calidad científica pero con cercanía al productor”, aspecto que se encuentra en la planificación estratégica de INIA en la actualidad. Acotó que SARAS es una solución de calidad para un problema de los productores.

También enfatizó en el trabajo de INIA en “tecnología de productos” y “tecnologías de procesos”; “muchas veces tendemos a dicotomizar las cosas y parece que fueran dos caminos que no pueden converger”, apuntó para finalizar.

Producción y redacción: Damián Musso Sosa

Foto: María Inés Hiriart / Focouy

Compartir en: