21 de enero de 2018
Máx. Min.
Vacunos 28 de abril de 2017

Jornada Aportes tecnológicos a los sistemas de producción de carne en Durazno

La jornada Aportes tecnológicos a los sistemas de producción de carne se llevó a cabo el pasado martes 25 de abril en el predio experimental de Rinde Alimentos Balanceados y la Sociedad Rural de Durazno (SRD).

Durazno – TodoElCampo- “El objetivo es aportar ideas para la toma de decisiones”, señaló el Dr. Álvaro Ferrés, integrante de Rinde, con referencia al predio de cría y recría vacuna intensiva.

Ferrés explicó que el predio experimental comenzó hace dos años en la empresa con el objetivo de intentar la validación las tecnologías a nivel comercial.

“Generamos un sistema intensivo de producción que tiene básicamente dos grandes áreas, una parte de pasturas y otra de terminación en sistemas a corral”, comentó el especialista.

CORRALES

Los corrales tienen como característica que son sistemas de autoconsumo donde la ración se compra totalmente mezclada. Aunque se trata de una empresa de alimentos balanceados, en el proceso de validación se compró la ración, tipo TMR, con el margen de aquel productor que tiene el mejor precio.

Uno de los secretos del predio es el consumo del alimento de manera inmediata, al llegar al establecimiento. Ello genera que no exista un gasto logístico de tener la ración guardada; “no hay pérdidas y se consume lo que se necesita”, dijo.

Por otro lado, el sistema de consumo es autónomo y ello determina que sea muy práctico, porque insume muy poca mano de obra y la autonomía del sistema permite que cuando no se puede suministrar alimentos, los animales pueden estar hasta dos días sin que se le llenen los comederos, comentó. Y agregó: “lo que nosotros quisimos mostrar y demostrar y que es un sistema muy práctico y sencillo de usar”.

PASTURAS

A nivel de pasturas lo que se intentó exponer es la complementariedad entre el sistema pastoril, básicamente en el de praderas permanentes, y el sistema a corral, manifestó Ferrés.

Sostuvo que permite al predio ser muy eficiente en la producción de kilogramo de carne por hectárea, ya que cuando la pastura tiene disponibilidad las utilizan, pero si en algún momento no puede continuar su trabajo sobre esas pasturas, tienen “el fusible de sacar los animales”. Ese beneficio le permite sacar carga y darle tiempo a las pasturas a ser aprovechadas en forma muy eficiente. “De ahí que tenemos esos niveles de producción entre 400 y 500 kilogramos de carne por hectárea”, comentó.

LA PRODUCCIÓN

Otro aspecto no menor, es la utilización de agua de calidad, dijo el especialista. Tanto a nivel de pasturas como en corrales de engorde, el agua es un factor muy importante nutricional y en la composición de los alimentos.

Para el integrante de Rinde, cuanto más joven un animal, mayor será su eficiencia y menos kilogramos de ración necesitará para ganar en carne. Asimismo, cuanto mayor tamaño de ese ejemplar, más ganancia diaria obtendrá, algo así como 1,4 kilogramos.

Un problema que siempre está presente en los predios es el manejo de los costos internos. “Nosotros le compramos la ración a la empresa y se obtiene un sistema de pago muy regular”, dijo y agregó: “en el caso del abasto, que es nuestro principal destino, tenemos un acuerdo de precios que va variando en función del precio del ganado”.

En la actualidad, la relación flaco-gordo perjudica la invernada, dijo Ferrés. En ese marco, señaló que como todo productor, cuando un negocio no da, se necesita cambiar. “Una de las cosas que vamos a empezar a hacer es cambiar hacia la recria de ganado para la exportación de ganado en pie, ya que vemos que ahí hay un negocio con un margen interesante”. “Hasta que el precio de la reposición y el ganado gordo lo lleven a un negocio rentable”, señaló.

Producción: Estela Apollonio

Redacción: Damián Musso Sosa  

Compartir en: