20 de enero de 2018
Máx. Min.
La Cocina 30 de agosto de 2014

Manteca casera

"Mi madre hervía la leche la noche anterior, al otro día antes de hacer el desayuno le sacaba la nata que se formaba y la ponía en un recipiente de vidrio. Con la nata de tres o cuatro días hacíamos manteca".

Maria Rielli- Durazno- TodoElCampo- Hoy les voy a proponer hacer una rica manteca casera, que como todo lo casero es exquisita.

Cuando yo era chica me encantaba batir la nata de la leche para sacar la manteca, esto lo hacíamos en invierno porque en verano  con el calor no se podía conservar.

Mi madre hervía la leche  la noche anterior, al otro día antes de hacer el desayuno le sacaba la nata que se formaba y la ponía en un recipiente de vidrio. Con la nata de tres o cuatro días hacíamos manteca.

Poníamos la nata en un recipiente hondo y la batíamos con una cuchara de madera hasta que la manteca  se formaba una pelota, la separábamos del suero y la apretábamos bien para que soltara todo el líquido. La enjuagábamos con agua fría, le poníamos sal y ya estaba pronta para comer.

Algunos vecinos  en esa época tenían una máquina descremadora que funcionaba en forma manual, con ella descremaban la leche cruda y vendían la crema en la ciudad. Esto era una solución ya que no había muchas formas de comercializar la leche. 

La leche entera que consumimos hoy día ya no es igual, aunque la cocinemos no hace nata. Yo recuerdo que los tarros que se dejaban con leche toda la noche amanecían con varios centímetros de grasa y la leche tenia otro sabor.

Ahora, el paladar se adaptó a la leche descremada, la entera, la extra calcio, la con omega tres o con vitaminas A B y C, y ya ni recuerdo el sabor de la leche fresca, ordeñada esa misma mañana, a la que sólo pasábamos por un hervor y servíamos en el desayuno. Por esto, propongo revivir recuerdos con una buena manteca casera.

Para darnos este gusto compramos  un pote de crema de leche  la ponemos en un bol y la batimos con la batidora eléctrica o manualmente con cuchara de madera,  hasta que salga la manteca apretamos bien con la parte de atrás de la cuchara y enjuagamos con agua fría, agregamos sal a gusto y la llevamos a la heladera.

De esta manera podremos disfrutar de una manteca casera como las de antes. No se olviden el sábado si Dios quiere aquí estaré con otra rica receta.

INGREDIENTES:

1 pote de crema de leche.

Sal  fina cantidad necesaria.

Compartir en: