20 de enero de 2018
Máx. Min.
La Cocina 05 de julio de 2014

Pastel de boniatos con carne

"Para este sábado les traigo esta receta con la historia de este cultivo que se hacía en la zona de la 15 sección Chacras de Durazno, en los años 60, 70 y casi hasta los 80".

Maria Rielli- Durazno- TodoElCampo- Para este sábado les traigo esta receta con  la historia de este cultivo que se hacía en la zona de la 15 sección Chacras de Durazno, en los años  60, 70 y casi hasta los 80.

En esa época esta zona estaba poblada por pequeños productores hortícolas, gente que vivía sólo de lo que cultivaba y entre otras el boniato era una de las principales cosechas.

A finales del invierno se plantaba el almácigo donde se enterraban camadas de boniatos medianos, que se había apartado de la cosecha anterior. Cuando brotaban las mudas había que protegerlas de las heladas tardías.

En octubre se preparaba la tierra que a principios de noviembre ya se empezaba a hacer los surcos en los cuales si llovía se plantaban las mudas a unos 40 cm. de distancia y si no se  hacía un pocito con la azada y se le echaba agua que se acarreaba en  barriles tirados con caballos el agua se sacaba de tajamares,  cañadas o la fuente de agua que estuviera más cerca.

En esta tarea participaba toda la familia, los más chicos hacían el pocito echaban el agua y los más viejos plantaban las mudas. Los plantíos variaban, algunos plantaban más de una cuadra. Cuando crecían se carpían con la azada para aflojar la tierra y sacar los yuyos.

A fines de marzo ya se empezaba la cosecha, primero se cortaba la guía o follaje y con un arado de mano tirado por un caballo se daban vuelta  se juntaban y se guardaban en un galpón después los iban vendiendo de a poco y con esto se solventaban los gastos en el invierno. 

También se usaban en la alimentación de la familia. Asados en el horno de la cocina a leña eran un manjar, también cocidos en olla de hierro con poca agua y tapados con hojas de zapallo, eran como golosina para los chicos sobre todo en las familias grandes, cumplía la función de pan en los desayunos y meriendas. 

Estos boniatos eran criollos, no se por qué se perdieron,  ahora los que consumimos son otra clase que se cultiva acá pero  se han importado  de Brasil y Argentina.

LA RECETA. 

Para el pastel necesitamos 4 boniatos grandes cocidos y hechos puré al que le ponemos 10 cucharadas de azúcar. Por otro lado picamos ½ kilo de carne y ponemos en una sartén con un chorro de aceite, la fritamos un poco y le agregamos una cebolla mediana picadita, un morrón picado y dejamos que se frite luego ponemos  una tasita de pulpa de tomate dejamos que se cocine un poco más y retiramos, a esto le ponemos pasas de uvas y 3 huevos duros picados.

En una fuente mediana ponemos la mitad del puré volcamos ahí la preparación de carne y cubrimos con la otra mitad del puré y polvoreamos con azúcar.

Es una receta agridulce rica y sencilla, no olviden el sábado si Dios quiere aquí  estaré con otra.

LOS INGREDIENTES.

4 boniatos grandes.

10 cucharadas de azúcar.

½ kilo de carne.

1 tasita pulpa de tomates.

1 cebolla  mediana.

1 morrón.

50 gms. de pasas de uvas.

3 huevos duros.

Compartir en: