20 de enero de 2018
Máx. Min.
La Cocina 28 de junio de 2014

Pasteles fritos con dulce de membrillo

María Rielli aporta una receta de pasteles fritos, acompañando una historia que ya no es de nuestro tiempos, pero que permanece en la memora de quién la vivió.

Maria Rielli- Durazno- TodoElCampo- Acompaño la receta con una historia de otros tiempos.

Era una competencia nadie se avisaba, si nos olvidábamos, a la noche cuando veíamos las fogatas de los vecinos salíamos en busca de lo que encontráramos para  armar una luminaria improvisada.

Esto sucedía en el mes de junio, empezaba el  13  que es el día de San Antonio y era del que nos olvidábamos por ser el primero, la fogata se hacía a la víspera, o sea la noche anterior. Cuando se entraba el sol y empezaba a oscurecer, encendíamos un gran fuego con pasto seco y ramas  de ahí prendíamos gomas que nuestros padres nos ataban en la punta de un palo de 3 metros más o menos, nos ayudaban a sostenerla y al grito de ¡viva San Antonio! nos recorríamos el patio armando gran alboroto. 

Esto lo hacíamos  todos,  mis hermanas y los hijos de nuestros vecinos que jugábamos  a quien le durara más la luminaria, corríamos y jugábamos con esas gomas prendidas que eran muy pintorescas porque era un fuego redondo que luego solo quedaba el alambre cuando se quemaba. 

Luego el 23 que es la víspera de San Juan estábamos mas preparados y todo era planeado, también juntábamos esas esponjas marrones enormes que crecen en el campo las mojábamos con queroseno y duraba mucho tiempo la luminaria, ahí gritábamos viva san Juan, de ese no nos olvidábamos, Juan es el nombre de nuestro padre, no era su cumpleaños pero era el día de su santo.

Posteriormente,  el 29, es San Pedro. Su víspera,  el 28, es el cumpleaños de mi hermana máas chica, ahí nuestra madre hacia los pasteles y era doble el festejo.

Para los pasteles necesitamos un kilo de harina  al que le mezclamos 2 cucharadas de polvo de hornear dos huevos un  poquito de sal y un chorro grande de aceite. Con agua hirviendo hacemos una masa que no se pegue del palote, la amasamos bien y la estiramos lo más finito que podamos, la untamos con aceite la mitad y polvoreamos con fécula de maíz y doblamos, hacemos esto tantas veces como nos de la masa, con este proceso logramos la hojaldra.

Volvemos a estirar la masa lo mas parejo que se pueda y cuando esté de ½ cm. cortamos cuadrados de 10 o 12 cms  ponemos en el medio una cucharadita de dulce de membrillo previamente desecho con agua caliente mojamos con agua tibia y pegamos el pastel apretando con los dedos.

Luego ponemos a fritar en una olla o sartén con abundante aceite bien caliente, cuando están doraditos retiramos y polvoreamos con azúcar común. Con esto salen 38 o 40 pasteles. Y no olviden el sábado si Dios quiere  aquí estaré con otra rica receta.

INGREDIENTES.

1 kilo de harina

2 cucharadas de polvo de hornear

2 huevos

1 chorro de aceite

Poquito de sal

Agua hirviendo cantidad necesaria

Fécula de maíz cantidad necesaria

Dulce de membrillo

Aceite para fritar.

Compartir en: