20 de enero de 2018
Máx. Min.
La Cocina 17 de junio de 2016

Polenta con tuco económica

Al principio pensé -¿quién no sabe preparar una polenta?- Pero como acá no van a encontrar recetas sofisticadas, la idea es que sea comida sencilla, económica y sana .

Durazno. María Rielli / TodoElCampo- Para hoy proponemos una receta muy económica, fácil y además ideal para el invierno .

Al principio pensé -¿quién no sabe preparar una polenta?-  Pero como  acá no van a encontrar recetas sofisticadas, la idea es que sea comida sencilla, económica y sana .Y como cada una tenemos nuestros secretitos en la cocina, voy a contarles como la preparo yo.

Ingredientes:

  • 2 Tazas de harina de maíz: $ 10

Para el tuco:

  •  300 gramos de carne picada especial $ 83
  • 1 Cebolla mediana $ 9
  • ½ Morrón $ 14
  • 1 Zanahoria  $ 6
  • 1 Tirita de panceta  ahumada (50gms)  $23
  • 3 Dientes de ajo $ 3
  • 150 gramos de pulpa de tomates $11
  • 20 gramos de queso  rallado $ 9
  • 1 Hoja de laurel
  • 1 Pizca de nuez moscada
  • Sal a gusto

Preparamos el tuco:

Picamos la panceta en cubitos y ponemos a dorar en un tacho, con la misma grasa que suelta (así evitamos ponerle aceite) fritamos en ella los ajos, la cebolla y después el morrón, todo picado.

Luego agregamos la carne y dejamos que todo se frite, revolviendo para que no se  pegue. Ponemos la pulpa de tomates y la hoja de laurel.

Si fuera necesario agregamos un chorrito de agua caliente o si tenemos un poquito de caldo. Condimentamos a gusto.

La polenta:

Ponemos  siempre por cada taza de harina de maíz 3 tazas de agua y sal a gusto. (Las tazas son las de las jarras de medir). Dejamos que hierva y volcamos  la harina de maíz en forma de lluvia y revolviendo para que no forme  grumos. Dejamos  cocinar un minuto y colocamos un poco de tuco en la fuente que llevaremos a la mesa, le ponemos la polenta y el resto del tuco encima.

Espolvoreamos con el queso rallado. Y ya tenemos pronta una rica comida típica del campo.

Como siempre digo el principal ingrediente es el amor que le ponemos. Que la disfruten y yo me despido hasta la semana próxima si Dios quiere. 

 

María Rielli

Compartir en: