19 de enero de 2018
Máx. Min.
Política 31 de diciembre de 2016

Regalo de fin de año

Ancap recibió como pena la aplicación de una sanción a la empresa pública de U$S 109 millones por concepto de multas y recargos por haber incurrido en atrasos en los pagos del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Ricardo Juan Lombardo-Montevideo/TodoElCampo – Extraño. Todo se originó en una denuncia anónima.

Se anunció que desde 2007 Ancap importó crudo sin regularizar sus pagos a la DGI. Se aclara en el informe del ente recaudador que: "la inspección determinó que se liquidaron todas las importaciones sin detectarse defraudación del fisco ni desviaciones en relación a volúmenes o precios declarados", pero "se constataron exclusivamente retrasos que originan multas y recargos".

El tema se resolvió con la aplicación de una sanción a la empresa pública de U$S 109 millones por concepto de multas y recargos por haber incurrido en atrasos en los pagos del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

¿Cómo puede ocurrir eso, si los importadores para introducir mercaderías del exterior tienen que pagar el IVA por adelantado?

Sea como sea, Astori agradecido.

Gracias a esta inspección que arrojó la deuda de multas y recargos y no del impuesto propiamente dicho, aparecieron 109 millones de dólares que Ancap deberá pagar a la DGI, que engrosarán Rentas Generales y terminarán disminuyendo el déficit fiscal. Porque son 109 millones que no estaban previstos y que Ancap tendrá que cobrarnos a todos los uruguayos por la vía del combustible para poder pagárselos al fisco.

Astori festeja. Lindo regalo de fin de año.

Los demás volvemos a acordarnos de Martínez y Sendic.

Compartir en: