18 de enero de 2018
Máx. Min.
Actualidad 24 de marzo de 2017

Sala de Alimentación de MAPI recorre Europa con historia de la producción cárnica en Uruguay

Una muestra itineraria de la Sala de Alimentación del Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI) recorre Europa con el objetivo de dar a conocer el país y la historia de la producción cárnica; la misma ya fue observada por más de 650 mil personas.

Montevideo – TodoElCampo-Se inauguró la Sala Permanente de Alimentación en el Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI), producida por un equipo interdisciplinario del cual participaron integrantes del MAPI, del Instituto Nacional de Carnes (INAC), y de la Carrera de Diseño Visual de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República (UDELAR).

Esta renovación de la Exposición Permanente, que ocurre cada cuatro o cinco años, supone un cambio conceptual en el enfoque teórico del museo, que abandona una mirada artística sobre los objetos de la colección para privilegiar un abordaje antropológico.

En diálogo con TodoElCampo, Facundo de Almeida, director del MAPI, subrayó que ello implica abandonar lentamente un ordenamiento basado en la distribución geográfico-cultural de las regiones americanas, por otros tipos más abiertos y sustentados, por ejemplo, en la alimentación, música y las fiestas, ritos funerarios, juegos y ocio, entre otros.

A su vez, se pretendió generar una propuesta interactiva con la información en diversos soportes y guiones para diferentes niveles: niños, adultos, texto braille y códigos QR, para acceder a través del celular a información científica más extensa.

Todo ello para incorporar “nuevas formas de contar las cosas” y también “para que el público no se aburra y vuelva”, comentó.

 

LA HISTORIA EN TEMAS: ALIMENTACIÓN

Según informó Almeida, MAPI junto a Mi Museo Interactivo de INAC se asociaron en 2014 para la producción de una exposición itineraria que hasta el momento han visto más de 650 mil personas entre el Vaticano, Hamburgo, Alicante y San Petersburgo. A su vez, ya adelantó que se desplegará próximamente en Polonia y China.

De las personas que lo han visto, muchas no tienen ninguna referencia de Uruguay y otras la tienen en relación al fútbol o el tango. Entonces, el museo contextualiza, “entre otras cosas se le cuenta al mundo el pasado, presente y futuro de la producción cárnica en el Uruguay”, señaló, además de las bondades del sistema productivo o cosas muy llamativas para los extranjeros, como que “las vacas anden sueltas pastando o que haya 12 millones de vacas y 3 millones de habitantes”, dijo.

Esa misma información se cuenta también en la Sala Permanente de MAPI. Para Almeida, el uruguayo sabe de la importancia de la carne por tratarse de un alimento que consume -no en vano es uno de los países más consumidores del mundo-, pero “no sé si saben que es una tradición que en Uruguay tiene 400 años” o que “las primeras estancias fueron las Jesuíticas con los Guaraníes”, comentó. Y que –agregó- actualmente hay “mucha investigación científica alrededor del ganado”.

Por su parte, el extranjero sabe que la carne de Uruguay es buena, pero “tampoco sé si sabe que está relacionado con el frigorífico de Fray Bentos (Río Negro), conocido como el Anglo, Patrimonio de la Humanidad”. En ambos casos, “me parece que hay mucho por contar y que está bien que lo cuente un museo”.

Ejemplificó con la caravana de trazabilidad y enfatizó que cuando se coloca dentro de una vitrina, “le estamos dando un valor museológico a esa caravana que hace que, quien la vea dentro de una vitrina, le dé un valor distinto que si la ve puesta en la oreja de una vaca”. 

CONCIENCIA AGROPECUARIA

Para INAC, tanto la ciencia como tecnología e innovaciones, son aspectos muy importantes; no obstante, la investigación antropológica e histórica también lo son para exponer los hechos y valorar la carne, aseguró a TodoElCampo Federico Stanham, presidente de INAC.

Recordó que recientemente el ministro de Ganadería (MGAP), Tabaré Aguerre, anunció un nuevo pilar estratégico de su política: la conciencia agropecuaria. “Le interesa trabajar fuertemente en la conciencia agropecuaria en el país”, ya que, para ser un país tan dependiente de la producción agropecuaria, es llamativo la falta de conciencia que se tiene sobre el tema, dijo.

La Sala de Alimentación del museo y su vínculo con la carne, trata de revertir esa tendencia de desconocimiento.  

 

Producción y redacción: Damián Musso Sosa

Fotos: Gentileza de INAC. 

Compartir en: