19 de enero de 2018
Máx. Min.
Política 06 de diciembre de 2016

Susana Sienra y Wilson Ferreira, tiempo de reencuentros

El Wilson que conocemos no hubiera sido si no estuviera a su lado Susana Sienra, ambos construyeron sus destinos juntos desde muy jóvenes con un noviazgo que se convirtió en matrimonio hasta que la muerte los separó... y los volvió a unir.

Hébert Dell’Onte Larrosa-Montevideo/TodoElCampo – Siempre creí que cuando una personalidad destacada, de esas con las que uno puede estar de acuerdo o no pero destacada al fin, comparte toda su vida con otra es porque ambos tienen esa áurea especial que se reserva sólo a los que han nacido para ser grandes y brillar.

Esto vale para el mundo de las artes, el deporte y también para la política; vale indistintamente para hombres y mujeres porque se trata de una condición humana que se observa en todos los tiempos de la historia. Por eso la frase que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, aunque también vale que detrás de una gran mujer hay un gran hombre. Así somos los seres humanos y está muy bien que así sea.

Sobre todo esto he vuelto a pensar en las últimas horas con el fallecimiento de Susana Sienra Burmester, la viuda de uno de los mayores dirigentes políticos que ha conocido Uruguay en los últimos tiempos, reconocido por propios y ajenos: Wilson Ferreira Adlunate.

Susana Sienra tenía 96 años y falleció ayer en horas de la tarde y con ella se va parte de historia de la política nacional y del Partido Nacional con su resistencia y militancia contra la dictadura.

Precisamente fue el destino quien la eligió y la colocó en un lugar aunque privilegiado también difícil junto a Wilson Ferreira con todo lo que implica la vida de combate político en las circunstancias dificilísimas que le tocó.

Alguien me dijo que su personalidad combinaba el temperamento con la ternura, seguramente dos condiciones necesarias para ocupar ese lugar de acompañamiento, apoyo, consuelo y también fuerzas para estar junto a un dirigente de la talla de Wilson.

Seguramente el Wilson que conocemos no hubiera sido si no estuviera a su lado Susana Sienra, pues ambos construyeron sus destinos juntos desde muy jóvenes con un noviazgo que se extendió por cinco años y luego se convirtió en matrimonio hasta que la muerte los separó… y los volvió a unir. Sí, es difícil imaginar al caudillo blanco sin Susana y por eso esta mujer adquiere un valor enorme que no descubrimos ahora porque todo el país reconoce, pero que humildemente recordamos.

Wilson falleció un 15 de marzo de 1988, Susana un 5 de diciembre de 2016, pasaron casi 30 años, demasiado tiempo para continuar alejados. Como el propio Juan Raúl escribió en su cuenta de Twitter es tiempo de reencuentros: “Juntos nuevamente. Mamá se fue rodeada de la flia. Seguirá viva con Wilson y en nuestros recuerdos”.

Compartir en: